Loading
Huevo Cósmico Editorial

Niños reyes. 25 historias sobre pequeños monarcas del mundo

Érase una vez, hace mucho tiempo, un niño que fue rey. De pronto, el pequeño Jaime heredó todo un reino cuando lo único que quería era jugar en el patio del castillo. ¿Cuántos relatos que empiecen así conoces? ¿Y ensayos históricos? ¿Y cuentos para niños?

Niños reyes. 25 historias sobre pequeños monarcas del mundo es un álbum ilustrado que descubre la Historia a los más pequeños a través de las curiosidades y las anécdotas sobre 25 reyes de todo el mundo que empezaron a reinar en la infancia. Una rigurosa investigación histórica relatada con mimo e ilustrada con una brillantez que atrapará a niños y adultos.
Descubrirás las pillerías, las inquietudes y las rabietas de monarcas históricos tan conocidos como la española Isabel II, Shapur II el Grande de Persia, el francés Luis XIV, Cristina de Suecia o el aragonés Jaime I el Conquistador. Porque asumir la responsabilidad de reinar cuando lo que quieres es jugar nunca fue fácil. 
Niños reyes es una invitación a la lectura pero también a conocer la Historia de una forma divertida y bonita sin perder el rigor histórico. Con ilustraciones que son un primor y relatos sencillos pero bien documentados por una historiadora.

Información adicional

Páginas:

ISBN:

Encuadernación tapa blanda con solapas

Este libro está en proceso de edición.

Las autoras

María Rosa es licenciada en Historia por la Universidad de Murcia. Ha trabajado con los más pequeños en asociaciones para niños en riesgo de exclusión social, donde aprendió a enseñar. También ha ejercido como profesora de Historia en diversos centros concertados y públicos, pero cree en una forma diferente de transmitir valores y conocimientos. 
En la actualidad, María es opositora a tiempo completo e interina eventual, viajera y enloquecida por la Historia en general. Cuando no está estudiando puedes encontrarla en un archivo histórico, recorriendo un museo o visitando una ciudad de especial relevancia histórica. Es la responsable de la documentación histórica de Niños reyes, el rigor investigador y el relato de los 25 monarcas que gobiernan las páginas de este álbum ilustrado.
Si la expresión «apuntarse a un bombardeo» fuera una persona, esa sería Irene Escribano. Irene Pin es el nombre artístico de una inquieta ilustradora y diseñadora gráfica residente en Madrid. Tuvo la suerte de ser educada por una maestra que le inculcó la importancia de hacer del aprendizaje algo lúdico.

 

Irene estudió Publicidad y se especializó en Dirección de Arte Audiovisual. Trabajó como diseñadora visual en una tienda online de decoración y también en una agencia de Reino Unido, aún así acumula más años como autónoma que por cuenta ajena, lo cual hace que sea una mezcla entre Marie Kondo y Wonder Woman. 
Llegó a la ilustración cuando decidió hacer caso a su niña interior. Y fue la mejor decisión de su vida. Su ilustración representa el minimalismo, la delicadeza y la alegría, tres conceptos que también simbolizan su visión de la vida. Todo esto transmite con las ilustraciones de Niños reyes.

Por qué apoyar el libro

 

 

¿Tú también te aburrías en clase de Historia en el colegio? ¿Te dormías en el instituto cuando tocaba Historia de España? Niños reyes tiende un puente para que los más pequeños (y los no tan pequeños que son curiosos) quieran acercarse al pasado de una forma divertida, estimulante y enriquecedora.
Es un álbum ilustrado precioso, cargado de historia y maravillosas ilustraciones que llamarán la atención de cualquiera. ¿Quién dijo que la Historia tenía que ser aburrida en las aulas? ¿Quién dijo que la Historia no se pudiera aprender también en casa?

 

El objetivo de Niños reyes es acercar la Historia. Hacerla propia, tangible y amena. De una forma rigurosa tras una sólida investigación pero creativa de la mano de una ilustradora de primera.
Niños reyes es un cuento para los más pequeños de la casa, pero también es una revisión de las monarquías del mundo, un repaso a las épocas más actuales, a la Historia y al contexto cultural del mundo moderno; y todo eso contado de forma amable desde la visión de unos niños que en vez de jugar, por haber sido hijos de quiénes eran, les tocó reinar.